miércoles, julio 19

Marcho a recoger la lluvia

Marcho
a recoger la lluvia,
a imaginarte
en lugares
en los que nunca has estado,
a verte desnuda
y mis manos,

a pensar un futuro
que arde,
una noche certera,
una ciudad abierta
de azoteas vacías,
sucias de ceniza
y bolsas de plástico
que el viento baila,
de calles estrechas
en las que se escucha
el rumor continuo
del mar
y tus ojos.

días

cuadernos