lunes, abril 10

Historia breve del desencuentro

Ocupo el espacio que dejas.
Me siento donde antes tú
estabas sentada.
Bebo, quizás, de la que fue tu copa.

Mis dedos rastrean
las huellas que dejaron
las yemas de los tuyos
en el lomo de los libros
o en la esquina superior
de las páginas.

En los bares
y en las librerías
de esta ciudad
nos desencontramos.

No hay comentarios:

días

cuadernos